"When Princess Europa was kidnapped by Zeus in bull’s disguise, her father, Agenor, King of Tyre, sent his sons in search of his lost daughter. One of them, Cadmon, sailed to Rhodes. In Delphi he asked the Oracle about his sister’s whereabouts. On that specific point Pythia, true to her habit, was evasive -but she obliged Cadmon with practical advice: "you won’t find her. Better get yourself a cow, follow it and push it forward, don’t allow it to rest; at the spot where it falls from exhaustion, build a town".
Zygmunt Bauman



dijous, de juny 22, 2006

Trabajo final de Historia del siglo XX

Os adjunto la introducción del trabajo final de grupo en el que participo:

“El hecho de trabajar sobre el siglo XX impone al historiador de este período tomar en consideración el cine (…) Es imposible eludir [este] fenómeno fundamental de la vida de las sociedades contemporáneas, y, sólo por su existencia y por el lugar que ocupa en el siglo XX, es parte del estudio del campo histórico ”.

El cine nace en 1895 como una ingenua invención técnica. Se percibe como un paso más en el intento de capturar la realidad y en un primer instante, no se detecta el carácter potencialmente subjetivo de este medio.

Las imágenes han sido ampliamente utilizadas a lo largo de la historia como objeto de culto o estímulo para la meditación y como arma en los debates. No sólo en nuestra época los grandes gobernantes han sentido la necesidad de representarse de manera sagrada, por encima de lo terrestre y por lo tanto de la ley. Ni la adulación ni la idealización fueron inventadas en el siglo XX. Ya Gregorio Magno afirmaba “No nos equivocaremos si mostramos lo invisible a través de lo visible" . Y en la misma línea Paul Klee aseguraba que “El arte no reproduce lo visible, pero hace visible”

Podemos considerar que el cine político nace en 1901, cuando los ingleses de Shangai reconstituyen la escena de una acción terrorista de los Boxers ante la cámara para convencer del carácter peligroso de esta comunidad. Las películas de propaganda política se desarrollan en el contexto de la Primera Guerra Mundial, principalmente a través de los servicios cinematográficos de los ejércitos.

Paralelamente, el cambio de siglo está marcado por la irrupción de las masas que genera la obsesión acerca del encuadramiento de éstas. En este contexto, es fundamental la publicación en 1895 del libro Psicología de las masas de Gustave le Bon. El autor subraya el carácter impulsivo, instintivo y maleable que las guía: “ya que las masas sólo pueden pensar por imágenes, sólo se dejan impresionar por imágenes. Sólo éstas las aterrorizan o las seducen y se convierten en móviles de acción”.

A estos dos primeros factores, a saber el nacimiento del cine y la irrupción de las masas, se suma un tercero: la subida al poder de los totalitarismos . Es justamente la combinación de estos tres elementos que fundamenta el cine de propaganda y, más concretamente, el cine de las dictaduras europeas en el siglo XX. Trotski señala la necesidad de apoderarse de este medio y Lenin introduce la idea de las “películas educativas”. Sin embargo, es sobretodo el régimen nazi el que da al cine un rol de primer orden. Tanto Mussolini como Lenin y Hitler han leído a Le Bon. Perciben el interés de seducir a las masas para que adhieran al proyecto del régimen, más allá del sometimiento por la fuerza. En este sentido cabe señalar la declaración siguiente de Franco: “yo quiero simplemente decir que no quiero solamente vencer, sino también convencer. No me importa de ninguna manera – o casi- vencer sin convencer”. Cabe destacar que en esta misma perspectiva los cuatro dictadores tratados se comprometieron personalmente y mantuvieron una afinidad especial, cada uno a su manera y en su contexto, con el cine. Los cuatro concebían el séptimo arte como un preciado instrumento al servicio de la ideología.

El carácter potencialmente subjetivo de este medio dio paso a un cine totalitario que tuvo como objetivo principal la definición de las reglas socioculturales tanto en el espacio público como en la esfera privada. La ingenua invención técnica de principios de siglo se convirtió en un medio privilegiado de instrumentalización. Las dictaduras totalitarias absorbieron el cine. Y la cuestión es saber ¿cómo?

3 comentaris:

Anònim ha dit...

Aristóteles en “Metafísica”: “Todos los hombres desean por naturaleza saber”. Y, añade: "y de todos los sentidos, la vista es el que nos proporciona mayor player y conocimiento".
Vale la pena releer el texto. O volver a él en tiempos de zozobra intelectual... :-)
1808

Anònim ha dit...

Ara que has arribat al Brasil potser és hora de fer una nova entrada?
Els teus lectors esperem que ens posis al dia. Primeres impressions? Sorpreses? Comentaris?

Ptnt

Dídac G. ha dit...
L'autor ha eliminat aquest comentari.