"When Princess Europa was kidnapped by Zeus in bull’s disguise, her father, Agenor, King of Tyre, sent his sons in search of his lost daughter. One of them, Cadmon, sailed to Rhodes. In Delphi he asked the Oracle about his sister’s whereabouts. On that specific point Pythia, true to her habit, was evasive -but she obliged Cadmon with practical advice: "you won’t find her. Better get yourself a cow, follow it and push it forward, don’t allow it to rest; at the spot where it falls from exhaustion, build a town".
Zygmunt Bauman



dimarts, de novembre 27, 2007

Good Time Berlin


El brillante discurso de Kennedy "Ich bin ein Berliner".

Hola!

Este fin de semana he estado en Berlín!

Fueron dos días especialmente agradables, aunque la temperatura empieza a ser en la ciudad extremandamente baja y a las 16h ya anochece. El domingo comí fantásticamente acompañado en el restaurante tailandés Good Time. El lugar vale la pena y la verdad es que hacía mucho tiempo que no comía tan bien.



El restaurante se encuentra en Oranienburger Tor, en Mitte, centro de Berlín, a dos paradas de Metro (U-Bahn) de la conocida plaza Potsdamer Platz. Donde antes pasaba el famoso muro y no había más que extensión desierta, en menos de vinte años la plaza se ha convertido en el epicentro comercial, cultural y económico de una de las capitales de Europa por excelencia. La verdad es que si tuviera que definir una capital para Europa, Berlín es la que, por su historia y todos los elementos que en ella se han dado cita, sería sin duda una de las primeras.
No pude resistir la tentación de ir nuevamente al Check Point Charlie, donde se encuentra el museo del muro. La verdad es que no es un museo propiamente dicho, lo que sorprende bastante en una ciudad donde nada está dejado al azar y donde todos los detalles están cuidados y pensados. En realidad los 40 años de Guerra Fría y el advenimiento terrible del muro no son un pasado del que podamos tener "buenos recuerdos", sobretodo los berlineses. No es de extrañar que cuando le preguntaron a Adenauer, el primer canciller de la RFA (1949-1963) si "amaba Alemania y su Nación" el entonces estadista respondió con cara de pocos amigos "yo amo mi mujer".
En este sentido Alemania no se entiende sin su pasado, pero tampoco puede vivir de él. Steiner en su reciente visita a Barcelona avisaba del peligro de caer en el determinismo histórico permanente, de vaciar y limitar nuestras capacidades y nuestra libertad en el futuro por el hecho de definir Europa simplemente o exclusivamente por su pasado.

Por cierto, en el Good Time comí una excelente receta de pato con bambú y leche de coco...

Un abrazo a todos!


En el monumento in memoriam de las víctimas del Holocausto

6 comentaris:

Anònim ha dit...

Què bé, Berlín. Una d'aquelles ciutats que sempre hi tornaries, i sempre la trobaries diferent. L'ombra del millor i del pitjor del segle XX a cada racó.
Enveja... Podies haver penjat una afotillo amb la teva soeur, que li veuriem la cara de berlinesa.
Molts petons
Perisestany

Anònim ha dit...

Gran dinar!

Xavier Aragay ha dit...

Hola Dídac,

Jo estic d'acord, aquesta vegada, amb els PerisEstany; m'ha agradat el teu post, però una fotito o cita de la teva germana haguès estat bé.

Petons.

Mariona Aragay ha dit...

Una ciutat preciosa, Berlín. Em va sorprendre la vida exuberant que hi havia en moltes places i carrers, i que contrasntava amb passatges buits i fantasmagòrics de cases abandonades i mig en runes. Berlín té la força d'una ciutat que reneix sota molt de pes.

Molts records, Dídac, i molts petons a la Júlia també!!

alfo ha dit...

doy fe, he tingut la sort de sopar al Good Time uns mesos després i és fantàstic.

Dídac G. ha dit...

Gran Good Time! I grans comentaris els que heu postat! Moltes gràcies!!! Tinc ganes de veure-os a tots.