"When Princess Europa was kidnapped by Zeus in bull’s disguise, her father, Agenor, King of Tyre, sent his sons in search of his lost daughter. One of them, Cadmon, sailed to Rhodes. In Delphi he asked the Oracle about his sister’s whereabouts. On that specific point Pythia, true to her habit, was evasive -but she obliged Cadmon with practical advice: "you won’t find her. Better get yourself a cow, follow it and push it forward, don’t allow it to rest; at the spot where it falls from exhaustion, build a town".
Zygmunt Bauman



diumenge, d’agost 24, 2008

Olimpismo Europeo



Hola!
Acaban los juegos!

Repasando el medallero uno piensa: o bien Estados Unidos, China y Rusia están a mil años luz de cualquier otro país olímpicamente hablando (lo que supone admitir que los estados del viejo continente por mucho que quieran no están al nivel). O bien, si juntamos los países que actualmente forman la Unión Europea y sumamos sus medallas, como si compitiéramos bajo una misma bandera...

Bueno los números dan escalofríos. En Pekín, el primer puesto en el medallero lo habría obtenido la Unión Europea (con sus 27 estados miembros), con un total de 280 medallas. Sin las dos últimas incorporaciones (Bulgaria y Rumania) la UE seguiría siendo el número uno. Es que solo con los 15 Estados que formaban la UE antes de la ampliación de 2004, las medallas hubieran sido 220, muy lejos delante del segundo clasificado, China que tendría "solo" 100 medallas, EEUU "solo" 110, y Rusia, que incluso ella parecería una pequeñez, 72.

En Atenas hubiera sido todavía más escandaloso. La Unión Europea junta tal y como era en ese momento (25 Estados), hubiese cosechado 298 (!¡) medallas frente a las 103 de EEUU, las 63 de China y las 92 de Rusia. El himno de la alegría se hubiera hecho famoso como politono de tanto sonar en los podios.

En tiempos de debates esotéricos sobre selecciones de aquí y de allí, me pregunto que merece más la pena. Lo que podríamos lograr los europeos juntos, aunque fuese solo en unas olimpiadas, aunque fuese para estar un día en la final de los 100 metros. Aunque fuese para decir, "estuvimos allí, y recorrimos el camino juntos".

Website relacionado:
Comités Olímpicos Europeos (EOC)

3 comentaris:

Antoni ha dit...

tu texto es "citius, altius, fortius"
m'ha aggradat molt
és molt suggerent
potser hauries d'enviar-ho a tots els europarlamentaris...
:-)

**Clausewitz** ha dit...

i podríem seguir treient pit amb tantes altres magnituds! clar que aquest paneuropeisme sembla que últimament no està massa de moda...

Potser convindria que visitéssim de tant en tant ciutats com Berlín, on es veu clarament (com en d'altres del continent) els beneficis que la pau i la unitat de la nostra Europa ens han dut a tots!

emilio ha dit...

Llego a este blog por casualidad. Lo que dices es a la vez cierto y penoso. En un comentario mío de junio apuntaba algo relacionado con esto (http://lacomunidad.elpais.com/efurom1/2008/7/7/nacionalitis-y-olimpiadas). Enhorabuena y, con tu permiso, voy a poner la dirección de tu blog en el mío. Saludos: Emilio