"When Princess Europa was kidnapped by Zeus in bull’s disguise, her father, Agenor, King of Tyre, sent his sons in search of his lost daughter. One of them, Cadmon, sailed to Rhodes. In Delphi he asked the Oracle about his sister’s whereabouts. On that specific point Pythia, true to her habit, was evasive -but she obliged Cadmon with practical advice: "you won’t find her. Better get yourself a cow, follow it and push it forward, don’t allow it to rest; at the spot where it falls from exhaustion, build a town".
Zygmunt Bauman



divendres, d’octubre 16, 2009

De galgos y showmen europeos



Hola !¡

Visto el panorama me sumo al debate (más que debate rompecabezas) sobre quién ocupará los dos nuevos cargos creados por el Tratado de Lisboa: el primero el de Presidente del Consejo Europeo (alias “Presidente de la Unión”), el segundo el de Alto Representant para la Política Exterior y de Seguridad Común de la Unión (alias “Ministro de Asuntos Exteriores”).
No son dos cargos menores y sobre el papel puedan dar de sí. Pero vale la pena desde el principio dejar claras dos reflexiones:
1) El cargo dependerá de cómo decida utilizarlo aquél o aquella que lo ocupe. El Tratado no es ni lo suficientemente preciso ni lo suficientemente limitado para decir que dicho puesto “unirá” la UE al son de una misma voz, o al revés, solo creará un enésimo funcionario silenciado por la masa comunitaria.
2) No estamos hablando de una elección. Estamos hablando de un equilibrio de poderes. Desgraciadamente los dos cargos serán escogidos más que elegidos, y lo serán en función de aquellas dualidades que conforman la Unión: grandes y pequeños países, europeístas y atlantistas, norte-sur… Aquel que consiga cuadrar este sudoku de intereses tendrá posibilidades.

En este sentido no es de extrañar que alguien con un perfil tan atlantista como Blair (no solo por su apoyo a la guerra de Irak sino por su europeísmo digamos “pragmático” y limitado pues UK no tiene ni el Euro ni pertenece al espacio Schengen) haya sido “vetado” públicamente hasta el momento por los tres países del Benelux y Austria.
En este sentido alguien más “discreto” pero más “europeísta” tiene más posibilidades.
De todas formas estas designaciones tendrán que esperar hasta la cumbre del Consejo Europeo de finales de diciembre, eso si Klaus ha ratificado por ese entonces…

PD : por cierto, el argumentario del Presidente checo es ya de escándalo. Ahora dice que firmará si se incluye un opt-out para su país en relación a la Declaración de Derechos Fundamentales incluida en el Tratado de Lisboa. La justificación consiste en decir que con este opt-out la República Checa evitaría que los alemanes colaboracionistas del régimen nazi que vivían en la región checa de los Sudetes y que fueron expulsados y expropiados de sus bienes después de la Segunda Guerra Mundial pudiesen “reclamar”. Que importa que la Declaración no tenga carácter retroactivo y por lo tanto el argumento de Klaus no tenga validez jurídica. Que importa que estemos haciendo un anacronismo de más de 60 años hablando de unos Decretos (los de Benes) que se firmaron en un contexto de post-guerra y entre dos naciones que no pertenecían a la UE. Klaus es un figura, y donde esté él, que se aparten los demás...

La Unión vivirá pues estos próximos meses entre carreras de galgos y algún que otro numerito de cine...