"When Princess Europa was kidnapped by Zeus in bull’s disguise, her father, Agenor, King of Tyre, sent his sons in search of his lost daughter. One of them, Cadmon, sailed to Rhodes. In Delphi he asked the Oracle about his sister’s whereabouts. On that specific point Pythia, true to her habit, was evasive -but she obliged Cadmon with practical advice: "you won’t find her. Better get yourself a cow, follow it and push it forward, don’t allow it to rest; at the spot where it falls from exhaustion, build a town".
Zygmunt Bauman



dimarts, d’octubre 26, 2010

Leaking (filtrando)



Como si nada esta semana una web llamada 'wikileaks' ha publicado una cantidad absurdamente inverosímil de documentos 'secretos' sobre la Guerra de Irak. El carácter 'secreto' de dichos documentos es muy relativo.
Si los abusos y cifras que destapan dichos documentos ya fuesen conocidos o los medios de comunicación hubiesen informado detalladamente sobre ellos -con pruebas-, dichos documentos hubiesen perdido esta etiqueta de 'secreta' (que nos transporta a una extraña época donde el héroe era James Bond, la sociedad una supuesta inerte e ignorante masa despreocupada y había algo llamado 'secretos de Estado' que estaban por encima de la legalidad nacional o internacional).
Los motivos por los cuales la publicación de estos documentos conllevaría un 'peligro' es igualmente algo muy relativo. La dirección de wikileaks afirma que no tienen constancia que ni los papeles de Afganistán, ni ahora los de Irak, ni los cientos otros documentos que han 'publicado' hayan supuesto ataque o percance alguno (lee la entrevista al fundador de wikileaks aquí).
Se intuye que el 'peligro', si es que existe, es más bien el que dichos documentos afecten los intereses, estrategias y la imagen de ciertos actores implicados, más que la seguridad de la población civil o los militares involucrados en el conflicto.

Compartir la verdad y garantizar que los órganos políticos y militares no deben (ni pueden) ocultar los hechos en función de lo que les 'interese' es uno de los principios a la base de la democracia y del Estado de derecho.
Las relaciones internacionales no son perfectas. No existe una legalidad mundial que esté de facto por encima de los Estados, todavía. Al igual que Estados Unidos no es el 'diablo', ni mucho menos el único ni principal país que decide hacer un uso a veces interesado e inapropriado de la 'información' de la que dispone.
Pero esta semana les ha tocado a ellos, igual que espero que mañana les toque a muchos otros. No tengo la menor duda que vale la pena reescribir el link, aunque sea solo eso.
Documentos de interés: website de Wikileaks; Entrevista al director de Wikileaks (El País); gráfico en The Guardian sobre un 'día cualquiera en Irak' basado en las filtraciones.

En relación con este tema recordar que recientemente el Tribunal de Derechos Humanos en Estrasburgo ha dictado sentencia para retocar la jurisprudencia europea sobre la protección de fuentes periodísticas. A partir de ahora los periodistas solo deberán revelar sus fuentes si lo ha decidido un tribunal y si con ello se obtiene 'absolutamente' un progreso sobre la investigación de un 'crimen grave'. Lee el análisis de Maica Rodríguez aquí.

No dejo de recomendaros algunos de los artículos que va publicando El Europeo. Esta semana por ejemplo destacan la entretenida primera entrega de 'Stijvek Izien', y una buena sátira sobre los prejuicios.

PD: por cierto, Ashton (de la que ya os he hablado largamente aquí o aquí, tendrá como número dos Pierre Vimont, un Excelente Diplomático francés (con mayúsculas), europeísta como pocos! Al menos esperemos que equilibre la balanza y mantenga las ambiciones del Servicio Exterior -del que os hablé en este artículo-).

Un abrazo!