"When Princess Europa was kidnapped by Zeus in bull’s disguise, her father, Agenor, King of Tyre, sent his sons in search of his lost daughter. One of them, Cadmon, sailed to Rhodes. In Delphi he asked the Oracle about his sister’s whereabouts. On that specific point Pythia, true to her habit, was evasive -but she obliged Cadmon with practical advice: "you won’t find her. Better get yourself a cow, follow it and push it forward, don’t allow it to rest; at the spot where it falls from exhaustion, build a town".
Zygmunt Bauman



4 January 2011

Restart

Feliz 2011!
2010 ha sido -siguiendo una tendencia que vivió su momento cumbre en la crisis de la constitución europea- un período donde las sombras e incertidumbres han ocupado una buena parte del escenario de la construcción comunitaria.
No se ha dado ese 'paso' histórico que acerque el proyecto de Europa al corazón de los ciudadanos (¿talvez cuando nos dejen eligir al Presidente de la Comisión?). La Unión va construyéndose, como puede, la mayoría de veces a remolque de las circunstancias y los hechos. Dominada todavía ampliamente por los intereses estatales frente a los comunitarios. Mala época para el 'idealismo', los 'valores' y el llamado 'europeísmo'. La dinámica internacional y financiera global tampoco han ayudado. En el campo de las emociones y el apego, Europa sigue retrocediendo.

Sin embargo se han dado pasos gigantescos institucionalmente y legalmente, inimaginables con cierta retrospectiva. La Unión empezó en 2010 el duro (y a mi entender imprescindible) camino hacía una diplomacia y un cuerpo de defensa propios -primer paso para sobrevivir a largo plazo en un mundo globalizado que ha dado muestras de que papel le espera a Europa si no sabe erigirse como actor geopolítico de peso-).
En el campo financiero, inmersos en una crisis social y económica sin precedentes, fue la interdependencia entre países europeos y los mecanismos que nos ligan los unos a los otros -como el euro- lo que motivó y permitió 'salvar' aquellos que lo requerían, y que de otro modo hubiesen muy probablemente caído en un abismo. Nuestra 'debilidad' como españoles, italianos, alemanes o griegos, nuestra voluntad de poner en común una parte de nuestra soberanía y regular conjuntamente aquellos flujos que no conocen fronteras, fue lo que evitó en parte que cayéramos en el proteccionismo, el nacionalismo y el inmovilismo en tiempos de crisis.

Durante el año se han perdido muchas 'batallas', por citar solo dos que duelen especialmente me quedo con el estancamiento de un proyecto diplomático e internacional como la Unión Por el Mediterráneo así como los pésimos augurios en relación a los recursos financieros futuros de la Unión -y con ellos la sostenibilidad del proyecto en su totalidad-.

El año que entra deparará sin duda desafíos a la altura de éste. Pero a diferencia de hace 50 años, cuando la Unión Europea todavía no era 'nada', ahora es un proyecto que se ha consolidado y ha creado solidaridades de hecho que tienen no solo un peso simbólico, sino una capacidad transformadora de la realidad que conocemos. En este sentido los fracasos y los éxitos venideros de la Unión están en gran parte en las manos de sus propios órganos (los dos Consejos, la Comisión y el Parlamento). Así que con todo creo que me quedo con la misma conclusión que saqué para la Presidencia Española. Talvez a fin de cuentas el mayor mérito de la UE en 2010 haya sido simplemente sobrevivir a él.  

Os dejo los links a dos resúmenes más completos de la actualidad europea: los podéis leer en Más Europa y en el blog Oh!Europa. Hace unos días posteé igualmente dos de las recopilaciones de fotos periodísticas del año. Aprovecho para dejaros dos más: la selección hecha por TIME y por el New York Times (vía Miradas de Internacional, uno de los blogs que recomiendo últimamente).

No comments: