"When Princess Europa was kidnapped by Zeus in bull’s disguise, her father, Agenor, King of Tyre, sent his sons in search of his lost daughter. One of them, Cadmon, sailed to Rhodes. In Delphi he asked the Oracle about his sister’s whereabouts. On that specific point Pythia, true to her habit, was evasive -but she obliged Cadmon with practical advice: "you won’t find her. Better get yourself a cow, follow it and push it forward, don’t allow it to rest; at the spot where it falls from exhaustion, build a town".
Zygmunt Bauman



divendres, de febrer 24, 2012

Whoops!

Me falta un capítulo del libro de John Lanchester ‘Whoops’. Lo descubrí aquí. Podéis leer más sobre los premios y críticas aquí (y aquí de la mano del ex director de la LSE). El libro propone aventurarse en un mundo un tanto desconocido, y a veces técnico –pero de forma muy didáctica-.

Me quedo con un par de reflexiones de Lanchester:
-La primera es que, como dice el autor, una de las tragedias sobre el tumulto económico que estalló en 2008 es que cuesta entender que está pasando. El mundo ‘financiero’ y el sistema bancario son sectores que se han ido especializando, y perfeccionando, y cerrándose en si mismos. En la escuela no se enseña como funciona la bolsa española, o Wall Street. Tampoco aprendemos contabilidad, por no hablar de las bases del capitalismo ‘ético’. En cambio se imparten cursos de historia, física, química, literatura, matemáticas… la crisis económica actual es doblemente cruel. Primero por su carácter hegemónico, jugando un papel básico (al mismo nivel que la política) para la estabilidad y el futuro de nuestras sociedades. Y segundo porque la capacidad de entenderla es un bien escaso, lo que provoca que tanto la reflexión, el análisis, y la capacidad de formarse una opinión sea especialmente difícil para la mayoría de nosotros.
-La segunda reflexión es la que hace Lanchester sobre la propiedad (inmobiliaria), desde una vertiente psicológica y sociológica. ¿Por qué sentimos ese ‘deseo’ incontenible de ‘poseer’ nuestra ‘propia’ casa? ¿Por qué ‘tener una casa’ es sinónimo de seguridad, de prosperidad y de inclusión social? Para Lanchester estas preguntas forman parte de la crisis de 2008. Su teoría es originalmente provocadora. Para el autor, el deseo y la voluntad de poseer una ‘casa’ surgió con el sentimiento de dislocación por allá los años de la Revolución Industrial. Ese período conllevó dos cambios: el éxodo del campo a las ciudades, y el nacimiento de una clase trabajadora. En aquellos años la propiedad empezó a ser vista como un refugio frente a las incertezas e inseguridades del mundo laboral y salarial. Tener una ‘casa’ era el bote salvavidas frente a las nuevas fuerzas económicas y de mercado que estaban emergiendo. Partiendo de allí tener su propia ‘casa’ se ha ido convirtiendo progresivamente en un ‘derecho’ e incluso en la base de muchos idearios políticos (desde Hoover a principios de siglo hasta M.Thatcher). Puede que poco a poco, algo esté cambiando.



Aprovecho el post para mencionar dos documentos interesantes que he leído esta semana:
-Grèce : la plus grande restructuration de dette publique de l'après-guerre, en Coulisses de Bruxelles, con los documentos oficiales que hay que leerse para entender las condiciones del rescate griego (al final del post).
-¿Por qué no le importa a Berlín ser hegemónica?, de la brillante jefa de ECFR en Berlín. Su twitter: @ulrikeguerot. Algunos puntos se complementan mucho con lo que dijo Beck la semana pasada.