"When Princess Europa was kidnapped by Zeus in bull’s disguise, her father, Agenor, King of Tyre, sent his sons in search of his lost daughter. One of them, Cadmon, sailed to Rhodes. In Delphi he asked the Oracle about his sister’s whereabouts. On that specific point Pythia, true to her habit, was evasive -but she obliged Cadmon with practical advice: "you won’t find her. Better get yourself a cow, follow it and push it forward, don’t allow it to rest; at the spot where it falls from exhaustion, build a town".
Zygmunt Bauman



diumenge, d’abril 29, 2012

La dérive

Seguí en vivo el desenlace de la primera vuelta de las presidenciales francesas. El momento determinante y que resume, a mí parecer, las estrategias que se están siguiendo en la segunda vuelta fueron los dos discursos. El de Hollande aquí, el de Sarkozy aquí. Hollande, más serio de lo que cabría esperar, calcó su discurso con su programa. El discurso de Nicolas Sarkozy fue sorprendente por imprevisto, asumiendo –y sin disimulo- muchas de las reivindicaciones –y el vocabulario- del Front National (Le Monde, en su editorial del día siguiente, publicó una de las críticas más feroces en lo que va de mandato). Sarkozy sorprendió –aunque probablemente no por los buenos motivos-, Hollande prefirió la prudencia. Desde una perspectiva comunitaria, preocupa que Hollande siga siendo en líneas generales un perfecto misterio en cuanto a su voluntad de implicarse con la política europea, así como su convencimiento sobre que rumbo seguir y/o proponer. Del lado del Presidente, sorprende que por razones supuestamente de ‘cálculo’ electoralista se reniegue de su balance en Europa (que más allá de afinidades, puede presentarse como un éxito si se cree en un modelo de Europa intergubernamental -y por lo tanto cerca de una visión 'nacionalista' y gaullista de la construcción comunitaria-). Desde un punto de vista más general, Sarkozy se la está jugando, y franquea límites que hasta el momento eran considerados inadmisibles, hasta para muchos de sus colegas (destacan las críticas del ex-ministro Villepin en Le Monde, el mismo que en su momento consiguió levantar a la ONU en su discurso contra la Guerra de Irak. Por no mencionar el ya famoso 'boycott' del ex-Presidente Chirac, anunciando que votaría al candidato (y rival) socialista).

A través del Taller de Política he podido darle una ojeada al dossier elaborado por los principales medios de comunicación y agencias sociológicas, sobre las motivaciones y el perfil del electorado francés. Más allá de las categorizaciones clásicas en función del ‘nivel de estudio’ o de ‘salario’, a partir de la página 9 se muestran algunos datos interesantes sobre el perfil del ‘abstencionista’. Un poco más adelante, en la página 13 destaca un dato interesante: sólo un 20% del electorado que va a votar lo hace porque le ‘gusta’ algún candidato… Para que luego digan que nociones como ‘deber cívico’ o ‘interés común’ no son importantes a la hora que cada ciudadano decida su voto.

Un par de artículos publicados esta semana y que recomiendo (aunque no guarden relación directa con las elecciones francesas):
-‘A difficult equation’, por el director del think tank Bruegel, Jean Pisani-Ferry. Pisani-Ferry analiza que significa en la práctica implementar una ‘estrategia de crecimiento’, y si es posible hacerlo en el contexto actual europeo.
-‘2012, ou l’échec du fédéralisme timide’, fantástico artículo publicado en la revista de la asociación de Jóvenes Europeos Federalistas, denunciando la tímida voluntad de los políticos pro-europeos de defender sus ideales y proposiciones integracionistas cuando deben lidiar con populistas soberanistas.
-Y si por aún no se ha leído, el imprescindible y obligatorio artículo de Torreblanca en el FT: ‘Time to say Basta’.

Por cierto, si estáis en Barcelona el 2 de mayo la Fundació Catalunya Europa invita al Presidente del Parlamento Europeo. No os lo perdáis.