"When Princess Europa was kidnapped by Zeus in bull’s disguise, her father, Agenor, King of Tyre, sent his sons in search of his lost daughter. One of them, Cadmon, sailed to Rhodes. In Delphi he asked the Oracle about his sister’s whereabouts. On that specific point Pythia, true to her habit, was evasive -but she obliged Cadmon with practical advice: "you won’t find her. Better get yourself a cow, follow it and push it forward, don’t allow it to rest; at the spot where it falls from exhaustion, build a town".
Zygmunt Bauman



dijous, de juny 21, 2012

La ‘Eurocrisis’ y el déficit democrático 1/2

El European Institute de la UCL (University London College), uno de los centros de referencia en Londres dedicado al estudio de los asuntos europeos, organizó esta semana la conferencia ‘The Eurocrisis and the Democratic Deficit’. Transcribo mis notas.

El primero en intervenir fue Richard Corbett. Corbett es uno de los políticos más profesionales y comprometidos que hayan ejercido como eurodiputados, además de ser el académico de referencia sobre el Parlamento Europeo. ‘The European Parliament’, ya en su octava edición, sigue siendo el manual de todos los estudiantes sobre esta institución.
Corbett quiso ofrecer una visión ‘optimista’ alegando que la Unión Europea se ha dotado de diferentes instrumentos durante la crisis que son muy significativos para la estabilidad a medio y largo plazo.
El primer grupo de ‘instrumentos’ han sido a nivel institucional. Han habido tres avances indiscutibles.
  1. Un nuevo corpus legislativo, sobretodo en cuanto a regulación del sistema financiero [por ejemplo con la implementación de ‘stress tests’, o la obligación de los bancos a explicar sus niveles de exposición a sectores tóxicos, o los nuevos criterios de Basilea III…].
  2. Del mismo modo se han mejorado los mecanismos de supervisión [basta con recordar que antes de la crisis no existía una Autoridad Bancaria Europea].
  3. Finalmente se han introducido nuevas reglas de gobernabilidad. Y allí entran desde el llamado ‘six pack’ hasta el European Fiscal Compact. Esas nuevas reglas son, según Corbett, mucho más significativas de lo que nos pensamos. Otro ejemplo: que las agencias de estadísticas se hayan regulado a nivel europeo [algunos argumentan que con una mayor ‘supervisión’ de dichas agencias se podría haber detectado el ‘amaño’ escandaloso que se producía en el caso griego].
El segundo instrumento según Corbett tiene que ver con la mayor presión que existe entre los diferentes Estados miembro. En inglés ‘peer pressure’. Se ha instaurado por ejemplo un Semestre Europeo, con el fin que los unos nos vigilemos más a los otros. Y los presupuestos nacionales se examinan a nivel europeo antes de que se aprueben a nivel nacional. La ‘vigilancia’ se ha reforzado y eso, para Corbett, es positivo.
Por último, el tercer instrumento, aunque no tenga que ver directamente con la Unión, viene dado a través la presión constante por parte de los mercados. Esa presión ha obligado a la Unión Europea a reaccionar con más rapidez, a ser más eficaz, a ser más lógica. La interdependencia y la 'lógica' supranacional de los mercados está empujando a Europa a ir 'más allá'.
Considerando lo anterior Corbett quiso recalcar la necesidad de preguntarse si todos estos instrumentos son ‘democráticos’. Para el autor todo lo que se ha hecho ha consistido en mejorar la supervisión y la regulación y en gravar sobre el mármol el principio de la estabilidad presupuestaria. Para Corbett los Estados siguen teniendo la libertad de decidir en qué gastan su dinero, así como la libertad de organizar su política fiscal. Para Corbett la Unión Europea ha tenido claro sus límites, y en ese sentido es difícil tachar dichas iniciativas de ‘no democráticas’.


(éste post tiene dos partes).