"When Princess Europa was kidnapped by Zeus in bull’s disguise, her father, Agenor, King of Tyre, sent his sons in search of his lost daughter. One of them, Cadmon, sailed to Rhodes. In Delphi he asked the Oracle about his sister’s whereabouts. On that specific point Pythia, true to her habit, was evasive -but she obliged Cadmon with practical advice: "you won’t find her. Better get yourself a cow, follow it and push it forward, don’t allow it to rest; at the spot where it falls from exhaustion, build a town".
Zygmunt Bauman



divendres, de juliol 06, 2012

Vivir en una grieta



La semana pasada Paul Mason escribió en The Guardian un triste artículo sobre el estado de ánimo de la hornada de recién graduados. Decía que la nueva generación deberá apañárserlas para encontrar su espacio en las fisuras del modelo económico actual. Algo así como sobrevivir en las grietas de un lago que se ha secado. 
Una manera de reflexionar sobre esta cuestión es considerar que la sensación de ‘no-futuro’ que perciben muchos jóvenes, y que invita a cierto desanimo y nihilismo, se fundamenta en algunas de las características de nuestras sociedades actuales.
  • Empezando por el mercado laboral. Puede que exista un desajuste entre la oferta de empleo (cuando la hay) y las características del jobseeker. La nueva generación es sobre todo la de la actualización permanente. El nivel de exigencia es alto. No se quiere trabajar 'poco', si no aspirar a trabajar en aquello que uno quiere (y a veces incluso como uno quiere). Es probable que el modelo laboral no se ajuste a este nuevo tipo de ambición, en la que el 'éxito' o la 'felicidad' en el trabajo se mide con nuevos parámetros.
  • El modelo social también cambia. Para los jóvenes de hoy la capacidad de actualización, las competencias transversales, la creatividad y la capacidad de relacionamiento son los nuevos trampolines. La solvencia se mide en esos parámetros. Nos juzgamos mucho más los unos a los otros aunque también es de esperar seamos más justos e incluyentes. Es una generación poco enclive a la idea del paternalismo institucionalizado y por lo tanto es probable necesitemos una nueva narrativa para el ideal que inspiró el 'Estado del Bienestar'.
  • Y eso también vale a nivel político. Ya se ha dicho muchas veces y parece obvio que la idea clásica de militante, de partido, de sede, de consigna, de rito o de delegado se verá progresivamente remplazada por la idea de activista, de causa, de red, de idea, de experiencia o de voto (retomando el lenguaje utilizado en éste artículo por Antoni). Y allá el que no se adapte en los próximos diez años porque se seguirá haciendo política, sea a través de los formatos actuales, o a través de aventurillas delicadas. Lo decía en un artículo reciente Belén Barreiro ('regreso del futuro').
  • Añadamos ahora a este panorama un contexto de crisis, pero especialmente para la ‘juventud’, que no está, ni de lejos, entre las prioridades políticas e institucionales. Es cierto que la tentación de pensar que somos una generación ‘sin futuro’ está allí, y tal vez, en parte esté justificado. Nos decimos que ‘no es que no tengamos futuro, es que lo han secuestrado’.
Hay otra manera de reflexionar sobre la situación, y es poner el acento en los jóvenes. Como dice Mason es probable que ya no se trate de decir si hay futuro o no, sino de tomar conciencia que esta nueva generación se verá obligada a creárselo ella misma.
De allí la importancia que tienen las nuevas formas de organización o creación en común como el cooperativismo, o el ‘co-everything’ (como lo llama David García en un artículo reciente en Yorokobu). 
Toda esta generación será ‘entrepreneur’ de espíritu, aunque tengamos un formato profesional rígido. Nos crearemos nuestras propias oportunidades y sobresaldran aquellos que sepan gestionar y aprovechar mejor el tiempo, la creativitidad y las oportunidades a su disposición.

Que vivamos 'mejor' o 'peor' que nuestros padres, está todavía por ver.

Artículos de interés:
El futuro del co-everything, en Yorokobu
The graduates of 2012 will survive only in the cracks of our economy, The Guardian
Procomún y socialdemocracia, Fundación Ideas
Otro modelo de partido es possible, Fundación Ideas