"When Princess Europa was kidnapped by Zeus in bull’s disguise, her father, Agenor, King of Tyre, sent his sons in search of his lost daughter. One of them, Cadmon, sailed to Rhodes. In Delphi he asked the Oracle about his sister’s whereabouts. On that specific point Pythia, true to her habit, was evasive -but she obliged Cadmon with practical advice: "you won’t find her. Better get yourself a cow, follow it and push it forward, don’t allow it to rest; at the spot where it falls from exhaustion, build a town".
Zygmunt Bauman



diumenge, de setembre 23, 2012

El debate que no fue

Hace diez días tuvo lugar el debate sobre el Estado de la Unión 2012 (#SOTEU) en el Parlamento Europeo. El debate íntegro aquí (vídeo) (word).  Podéis leer el post que publiqué sobre el debate del año pasado aquí.

Viendo el de 2011 uno tiene una extraña sensación de déjà-vu. El año pasado Barroso se presentó como un líder valiente, como un político comprometido con la integración europea, dispuesto a avanzar en el camino de los ‘stability fonds’ (hacia la mutualización de la deuda), y el impuesto para las transacciones financieras. Ninguna de estas dos propuestas se ha logrado. La primacía del Consejo Europeo a la hora de tomar decisiones sigue primando. Barroso ha sido un poco más valiente en ocasiones (en referencia por ejemplo al tema del presupuesto europeo) pero sigue pareciéndose al mismo de siempre, un leal y prudente discípulo del rumbo que marcan los jefes de gobierno en el Consejo Europeo (los mismos que lo eligieron).

Cuesta mucho creerse a Barroso cuando lo pones en perspectiva… cuesta creerse su discurso cuando viene precedido de un voluntarismo poco creíble, y de una cierta doble retórica. Además entristece ver como se repiten las mismas críticas por parte de los líderes de cada grupo parlamentario. Decepcionante.

A continuación los puntos del debate (y del discurso) que me han parecido de interés aunque visto lo visto, habrá que tomarlo todo con pinzas (muchas pinzas). 

  • Coherencia.
    Barroso tuvo un grave problema de coherencia. En vez de resumir lo que ha hecho la Unión Europea en los últimos doce meses habló precisamente de todo aquello que no ha sido prioritario. Habló de crecimiento (¡) como si le fuera la vida en ello. Tuvo la osadía de insistir y defender el modelo social europeo como si fuera el elemento que debe ser defendido por encima de cualquier otro. Habló de justicia social y de equidad (¿). Sorprende (y es un tanto insultante) que la política de rigor presupuestario, gran mantra que ha orientado la política europea durante los últimos 12 meses no fuera ni analizada, ni asumida. Y que conste que no estoy hablando simplemente de estar o no a favor de dicha orientación. Tal vez se le haya olvidado a Barroso que en los últimos doce meses la Unión Europea ha firmado un tratado intergubernamental entronizando el control del déficit y se han entrelazado los programas de ayuda a cambio de reformas estructurales y macroeconómicas de calado histórico. Por no mencionar cualquiera de los desafíos asociados, desde la posible conexión con el auge del extremismo, hasta los niveles suicida que ha alcanzado el desempleo en muchos países. Y eso que no menciono temas más ‘académicos’, como el impacto sobre la imagen de la Unión Europea, los desequilibrios de competitividad, o las consecuencias a largo plazo que puede causar el malestar social y el sentimiento de abandono en relación a la legitimidad de nuestros sistemas políticos. Alguien puede considerar que todo eso son ‘males necesarios’,  o un ‘mal menor’. Pero el hecho de ni mencionarlo es inadmisible y propio de alguien que desconoce, o decide obviar, la realidad.
  • Presupuesto
    Barroso dejó entrever la posición de la Comisión en relación a algunas de las grandes batallas políticas que se avecinan en los próximos meses. Destacó su defensa de un presupuesto ‘fuerte’ para el período 2014-2020, creando así un verdadero ‘instrumento para invertir’ a favor del crecimiento.
  • Esfera Pública Europea
    Barroso ‘invitó’ a los ciudadanos, académicos, y ‘pensadores’ europeos, ‘mujeres y hombres de la cultura’ a que su unan al debate sobre el futuro de Europa. El ‘llamamiento’ no estuvo acompañado de ninguna iniciativa para organizar, orientar o promover dicho debate, por lo que uno se pregunta hasta dónde es un llamamiento con continuidad, o una tomadura de pelo sin más.
  • Partidos políticos europeos
    Tal vez uno de los únicos puntos que merecen ser rescatados del debate es el anuncio relativo al futuro de los partidos políticos europeos. Barroso anunció la propuesta lanzada por la Comisión para mejorar el estatus de los partidos europeos, facilitándoles así el acceso a financiación. Podéis leer la proposición de la Comisión aquí.
  • ¿Elección del Presidente Comisión en 2014?
    Barroso insistió que el debate sobre el futuro de Europa debía incluir la posibilidad de que los partidos políticos europeos presentaran un candidato para presidir la Comisión en 2014. La elección directa del Presidente de la Comisión (y la posibilidad de consolidar así un sistema parlamentario en la Unión Europea) sería un paso revolucionario. El hecho que la Comisión esté dispuesta a hablar de ello y lo asuma como un 'avance' potencial ya es un paso. Que sea una realidad para 2014, es otra cosa muy distinta… Para los que estéis interesados el tema ya surgió durante las elecciones de 2009. Podéis leer un par de posts que publiqué en ese entonces aquí, y aquí. [Por cierto, la propuesta de una elección 'directa' también se menciona en el reciente Report Final del grupo para 'El futuro de Europa', que incluye 11 ministros de exteriores europeos].
  • ‘Federación de Estados –Nación
    La ‘gran’ frase que repitieron todos los periódicos. Según Barroso ese es el ‘horizonte’ que debe perseguir la Unión Europea. ¿Y qué significa? ‘Una genuina unión monetaria y económica, una unión política, con una política exterior y de defensa  coherente’. ‘No un super-estado. Una federación democrática de estados-nación que pueda responder a nuestros problemas comunes, a través de compartir nuestra soberanía de manera que cada país y cada ciudadano esté mejor equipado para controlar su propio destino’. ‘Una Unión con los estados miembro, no contra los estados miembro’. Obviamente con un fraseado de una vaguedad tal no se puede sacar ninguna conclusión clara. Además demuestra que Barroso puede que necesite una pequeña clase sobre la definición en teoría política de ‘confederación’ y ‘federación’, como nos recuerda Protesilaos Stavrou en su blog.
  • Modificación de los Tratados
    Por si fuera poco, Barroso está convencido que todo ello requiere un ‘cambio’ en los Tratados. Pero cuidado, que ‘antes de convocar una convención hay que establecer un gran debate’. Barroso se compromete a presentar una hoja de ruta antes de 2014, pero no deja claro si la hoja de ruta es para el debate, o para el cambio de Tratados... (Barroso y los plazos fijos son dos grandes enemigos).
  • Europa a varias velocidades
    Barroso considera que la nueva etapa europea puede emprenderse entre aquellos que quieren ir más rápido, sin necesidad de que el ritmo sea ‘dictado por el más lento, o el más reluctante’.

Allí es nada. Rendez-vous el año que viene, para ver cuantas de estas apuestas ‘sinceras’ del presidente de la Comisión han labrado su camino.