"When Princess Europa was kidnapped by Zeus in bull’s disguise, her father, Agenor, King of Tyre, sent his sons in search of his lost daughter. One of them, Cadmon, sailed to Rhodes. In Delphi he asked the Oracle about his sister’s whereabouts. On that specific point Pythia, true to her habit, was evasive -but she obliged Cadmon with practical advice: "you won’t find her. Better get yourself a cow, follow it and push it forward, don’t allow it to rest; at the spot where it falls from exhaustion, build a town".
Zygmunt Bauman



divendres, de juny 14, 2013

Pistoletazo de salida en Londres

(Publicado en Sesióndecontrol.com, 10.06.13)

A un año de que se celebren las elecciones al Parlamento Europeo el debate sobre la pertenencia en la UE está lanzado en Reino Unido.


Debate sobre el futuro de Europa (Fuente: Parlamento Europeo)
El pasado lunes 3 de junio la Oficina del Parlamento Europeo en Londres (@EPinUK) lanzó su cuenta atrás para las elecciones europeas de mayo 2014. El acto –un debate a 5 bandas- no defraudó. 
Una señal de que las próximas elecciones europeas no serán como las que ha habido hasta ahora fue la relevancia de los ‘speakers’, todos ellos aceptando debatir cuando todavía queda un año entero para los comicios. Acudió Martin Callanan, el eurodiputado que lidera el grupo parlamentario de los Conservadores y Reformistas Europeos (el grupo que aglutina a los ‘tories’ de Cameron después de su salida del grupo popular). A su lado se sentó el carismático Guy Verhofstadt (@GuyVerhofstadt), histórico eurodiputado federalista, antiguo primer ministro belga y líder del grupo parlamentario de la Alianza de los Liberales y Demócratas (ALDE). La tercera invitada era Emma Reynolds (@EmmaReynoldsMP), la energética diputada laborista que se encarga de los asuntos europeos en el seno del partido de Ed Miliband. Cerraban el panel dos catedráticos de renombre: Anand Menon, del King’s College de Londres, y Simon Hix (@Simonjhix), el académico más citado en el campo del parlamentarismo europeo.

Esta vez será distinto
La primera conclusión después del análisis de los invitados y del largo debate con el público es que las elecciones de 2014 serán distintas a las anteriores. Principalmente por dos razones.

La primera es que Europa se ha convertido en un tema central de la actualidad política. Las decisiones del Consejo Europeo, las recomendaciones de la Comisión o las iniciativas del Parlamento Europeo nunca antes habían provocado el escrutinio actual. Y eso vale tanto para la toma de decisión cotidiana como para el debate particular sobre el auge del euroescepticismo.

Más información: Storify con el debate

El segundo motivo es que por primera vez habrá candidatos opuestos. Habrá ‘rivalidad’, algo totalmente novedoso en el campo europeo. El hecho que exista una lucha política va a provocar una serie de cambios revolucionarios. La prensa tendrá que presentar a ambos ‘campos’, cada uno con sus ‘manifestos’ y sus antagonismos. Como dijo Simon Hix, Europa tendrá por fin su propio ‘culebrón’ político, que es lo que al fin y al cabo provoca la participación y el debate ciudadano.

¿Qué tipo de Europa?

La segunda conclusión del seminario es que las elecciones de 2014 girarán muy probablemente alrededor de la pregunta ‘¿qué tipo de Europa queremos?‘, lo que ya de por sí significa un cambio muy significativo con las lógicas nacionales que siempre han primado en los comicios europeos.

El propio intercambio de opiniones entre los ponentes dejó al descubierto cuáles serán las dos posibles respuestas. La primera es la visión federalista, que defendió con vehemencia Guy Verhofstadt (y a la que sumó más ponderada Emma Reynolds). Ese campo presentará la integración europea como algo ‘positivo’ para los pueblos de Europa, y abogará por una reforma federalizadora de la Unión Europea. Para ese campo la idea de Europa no es el problema, sino su actual sometimiento a la lógica intergubernamental.

Verhofstadt llegó a señalar que Europa se gestiona hoy en día como si en los Estados Unidos los que decidieran fueran los 50 Estados federados. El principal desafío de ese campo será ofrecer convincentes respuestas a las preguntas de por qué Europa garantiza un mejor posicionamiento en un mundo globalizado, y por qué Europa es la estructura que permite una mejor defensa del modelo social y los intereses de los ciudadanos. El actual descontento hacia la Unión Europea será el principal escollo para este grupo.

Enfrente estará una visión más nacionalista, y menos ‘idealista’. Un campo en el que se mezclarán diferentes corrientes, desde el antieuropeísmo de Martin Callanan, hasta el escepticismo prudente del profesor Menon. Para este campo la Unión Europea no cuenta con los requisitos necesarios que justifican un salto federal. Las identidades que priman son las nacionales, y la toma de decisión debe por lo tanto mantenerse a ese nivel.

Para ese campo Europa está yendo demasiado lejos y demasiado deprisa. La solución es variable. Desde la ‘salida’ que promueven algunos miembros del Gobierno de Cameron, hasta la rígida estrategia del ‘paso a paso’ defendida por la actual canciller alemana.

¿Y el Reino Unido? 
Todos los ponentes son pesimistas respecto a la relación entre el Reino Unido y Europa. Para los más nacionalistas, como Callanan, la Unión Europea es un fracaso. Los británicos nunca se han ‘sentido’ europeos y tienen una incapacidad real en aceptar toda legitimidad que no emane de su Parlamento.

Una aportación interesante la hizo Simon Hix, al afirmar que los intereses nacionales del Reino Unido pueden estar en peligro en los próximos años. Para el catedrático, la Unión Europea ha dejado atrás su mantra del ‘mercado único’. Ahora el elemento fundacional y el que moviliza a la mayoría de los estados miembro es el euro. Teniendo en cuenta que el Reino Unido no comparte esa moneda, el riesgo para los británicos de quedarse atrás se ha convertido en algo muy real. Hix puso el ejemplo de qué por primera vez era impensable imaginarse un británico a la cabeza de alguna de las instituciones comunitarias.

Post relacionados :
Euroescépticos de Nigel a Nigel, 13.05.13
Laboristas-liberal-demócratas, 21.01.13
Farage, miedo y esperanza Tory, 10.12.12
Los secuaces de Reckless, 12.11.12