"When Princess Europa was kidnapped by Zeus in bull’s disguise, her father, Agenor, King of Tyre, sent his sons in search of his lost daughter. One of them, Cadmon, sailed to Rhodes. In Delphi he asked the Oracle about his sister’s whereabouts. On that specific point Pythia, true to her habit, was evasive -but she obliged Cadmon with practical advice: "you won’t find her. Better get yourself a cow, follow it and push it forward, don’t allow it to rest; at the spot where it falls from exhaustion, build a town".
Zygmunt Bauman



dimarts, d’abril 29, 2014

Nada volverá a ser igual (en Europa)



(IN SPANISH: aquí)

(el resumen del debate en Euractiv: aquí)
(los programas políticos resumidos en infografías)
(los programas políticos analizados al detalle en Agenda Pública)

El analista trata de anticipar los cambios en nuestros mapas mentales políticos, aunque nunca tienen tanta fuerza como cuando se materializan. Ayer por la noche es probable que la primera ‘generación europeizada’ viviese una pequeña revolución que acabará normalizándose en el futuro. Un evento que modifica la forma de entender la naturaleza jurídica y política de la UE. Un pasito más hacia un modelo de corte parlamentaria (con el poder ejecutivo emanando del poder legislativo). Echando la mirada atrás, intentando ‘tomar distancia’ como decía Weber, no es una evolución menor.

El primer debate entre los candidatos oficiales a presidir la Comisión (#EUDebate2014), por su acierto en el formato y el contenido, ha hecho creíble la hipótesis de una Europa politizada. 10.000 tweets por minuto insinúan un interés mayor del que aparenta.

Las portadas digitales de los periódicos nacionales no lo mencionaron. La clase política, poco dada a interiorizar la interconectividad indisociable de la generación Erasmus, seguirá sin percatarse de la batalla ideológica que está por librarse en Europa y de las oportunidades que esconde para recuperar el poder de la acción política.

Los candidatos seguro mejorarán de cara al próximo debate el 15 de mayo.

Algunos llevarán una estrategia más adaptada al tiempo de palabra (en 30 segundos sale más rentable a nivel comunicativo la propuesta concreta), otros intentarán afinar sus discursos en función de las competencias del Parlamento Europeo (¿por qué dedicar un tercio del debate a la política exterior, un sector donde la Eurocámara solo tiene poderes limitados, y en cambio no mencionar el consumo o la gobernabilidad de la eurozona?).

Y es probable que todos ellos intenten vender con fuerza su visión concisa de Europa: Juncker y su Europa del empleo y la ‘seriedad’, Schulz y su Europa ‘justa’, Guy y su Europa más integrada, y Ska y su Europa de las ‘personas’. A Tsipras, el único que decidió declinar la invitación le costará el doble recuperar el terreno perdido. 

See you in two weeks.